Testimonios Reflexología

Conocer la reflexología fue un regalo, y hacerlo de la mano de María, un regalo doble. Yo participé en uno de los primeros talleres que ella impartió para padres con niños y fue una experiencia maravillosa. Muy bien organizado, aprendimos muchísimo en un ambiente relajado, agradable y cálido para niños y adultos. Cuando acababa cada sesión, nadie quería marcharse.
A mis hijos les encanta que les haga masaje en los pies, de principio a fin, y sobre todo el final, cuando los dedos hacen como plumitas que cosquillean suavemente…

Eva Gayo

 

Hicimos el taller de Reflexología en primavera 2011 Diego y yo (Ana) con nuestra pequeña Selma.
Agradecemos a Ángeles Hinojosa, a María, a la vida, descubrirnos tan hermosa herramienta, a enseñarnos a confiar en nosotros, en nuestros cuerpos: sus órganos, sus células… que son capaces de auto sanarse.
Desde entonces practicamos la Reflexología con Selma, sus pequeñas dolencias: toses mocos, molestias de tripa… y es increíble cómo funciona! Me sigo sorprendiendo cada vez! Son momentos además de una enorme intimidad con nuestra hija. A medida que voy practicando la técnica siento que gano seguridad, confianza y amor.

Ana Ruiz de Apodaca

 

El aprendizaje y la práctica de la reflexología nos ha ayudado mucho para enfrentar los procesos de la enfermedad de nuestra hija Amalia, y de nosotros mismos, con la tranquilidad de saber que en nuestras manos está nuestra salud, que podemos comprender la enfermedad como un proceso de aprendizaje, y que mediante esta práctica podemos ayudarnos enormemente a encontrar el lugar de la sanación. Amalia ha integrado la reflexología en su juego y su vivencia cotidiana, haciéndonos ver que no sólo es una práctica útil en la enfermedad, sino que además es un momento de encuentro amoroso, en el silencio, en la mirada, en la intimidad del contacto de la caricia. Nada más sanador. Gracias María por tus conocimientos y tu hermosa compañía.

Boris Franco

 

Mi hija Mei, a pesar de que no quiso colaborar mucho en el taller, ahora, cada vez que tiene catarro me dice: mamá ¿me das masaje en los pies? y yo se lo hago y mejora muchísimo. Me parece tan importante que ella misma sepa que su cuerpo bien estimulado por la reflexoterapia puede curarse, que me emociona muchísimo. Creo que es una herramienta maravillosa para la salud de nuestros/as peques. Gracias María por ofrecernos esta herramienta.

Virginia Hernando

 

La Reflexología ha sido para mí un gran hallazgo.
Tener una herramienta que me permita participar y ayudar a que mis hijas transiten y se recuperen de una enfermedad y salgan de ella con el sistema inmunológico fortalecido es, para mí, un gran alivio.
Antes tenía miedo ante cualquier proceso de enfermedad. Acudía de inmediato al pediatra y me sentía muy vulnerable.
La Reflexología me da la oportunidad de ayudar a mis hijas en su auto curación a la vez que les transmito que su cuerpo es saludable y que no necesitan grandes cosas para volver a la armonía.
Me siento más confiada ante la enfermedad y me gustan los momentos en los que, con la luz tenue, les hago los pies a mis hijas y hablamos de lo que les pasa y de su curación. María me ha transmitido con profundidad y sabiduría esta herramienta tan maravillosa y me ha ayudado a cambiar mi actitud frente a la enfermedad.
Ahora puedo mirarla más como oportunidad de crecimiento y transformación, y menos como algo que hay que eliminar.

Cristina Segovia

 

Testimonios Terapia gotas de lluvia

“Shhh, como un susurro o un ronroneo sutil que te libera de los ruidos ajenos, de la toxicidad interna y externa, facilitando la conexión con uno mismo, restaurando el orden, calmando el cuerpo mental y emocional… eso es lo que he sentido las veces que me he puesto en las sensibles manos de María… sanadoras, muy sanadoras la verdad…”

Javier de Domingo

 

La primera sesión me resultó relajante, placentera y me levanté con una sensación de bienestar profundo. Una sensación de bienestar del alma.
Ahora, hay días que me transporto a parajes lejanos donde soy un águila que vuela con alas hechas de gotas de lluvia o estoy en la selva… a la vez que no pierdo la conciencia de dónde estoy, de qué hora es, del aquí y el ahora. Ocurre a la vez. Yo estoy…yo soy.
Me sorprende cada día que recibo las gotas de lluvia. Me sorprendo pero curiosamente es una sorpresa serena, natural.
A lo largo de mis años, he recibido muchas diferentes técnicas y terapias pero jamás había sentido, ni vivido esta mágica y equilibrante experiencia.

Virginia Hernando

 

La primera vez que recibí las gotas de lluvia me sirvieron para entrar en paz en el quirófano pero la experiencia es maravillosa como disfrute, un regalo que nos deberíamos permitir de vez en cuando…

Rosa Nicolás

 

Una experiencia de apertura a los mensajes sutiles del cuerpo, del alma… una conexión con el propósito existencial… un viaje de sensaciones y fragancias sublimes…sugerido de forma exquisita a través de la autenticidad aromática de young living y el místico toque de las manos de María. Gracias por tan maravilloso presente. Tu regalo, será un regalo para mis seres queridos.

Miriam Fernández

 

“La Terapia de las Gotas de Lluvia es una de las más potentes y hermosas terapias que he probado. Los aceites esenciales Young Living, que son los que se aplican en la terapia, abren una puerta a la profundidad, un viaje a la sanación, a la liberación y al encuentro de aquello con lo que necesitas conectar en el momento presente de la terapia. María, además es un amor, y puedes entregarte sin condiciones a ese viaje; sabiendo, sintiendo que estás en buenas manos y que volverás del mismo con lo que necesitabas encontrar y mucho más”

Isabel Madueño

 

Es un placer para el cuerpo y para los sentidos. A mi me conectó con niveles más sutiles del cuerpo de una manera fácil delicada y relajada. Muy recomendable.

Óscar Velado